Sencillos pasos para tener las cejas perfectas

Las cejas, al igual que el cabello, enmarcan la cara, dándole forma y expresividad; la forma y densidad de éstas puede hacer un gran cambio en el rostro de una persona. En la actualidad las cejas gruesas y tupidas marcan tendencia, pero más allá de las modas, unas cejas bien definidas dotan de carácter y personalidad, logrando transformaciones increíbles sin la necesidad de intervenciones riesgosas.

Lo más sencillo es dejar de dos a cuatro semanas sin tocarte las cejas, y una vez hayan crecido los vellos, ir a un salón estético para que les den una forma perfecta para tu cara. Sin embargo, no todas las personas gozan de cejas espesas, al contrario, muchos carecen de gran vellosidad en esta zona del cuerpo, y deben recurrir al maquillaje y otros trucos para crear unas cejas igualmente fantásticas. En este artículo podrás aprender los pasos necesarios para lograr unas cejas perfectas, te aseguro que una vez conozcas el procedimiento, todo se convertirá en un sencillo ritual matutino.

Para empezar es importante realizar un lavado facial previo a la aplicación del maquillaje, considera que para lograr el acabo perfecto debes usar productos de calidad que se adapten bien a las tonalidades de tu piel y tus vellos, asegúrate que tanto tu lápiz delineador como el maquillaje en polvo sean adecuados al color de tu cabello, y que el corrector que uses se corresponda con el color de tu piel.

Paso 1: Determina el punto de comienzo

Para determinar el punto exacto donde deben empezar tus cejas, utiliza la ayuda de una pequeña regla u otro objeto similar; en la base de la nariz ubica un extremo de la regla de medición y extiéndela de forma vertical hacia el borde interior de tu ojo, manteniéndola recta contra el tabique de la nariz, utiliza el soporte de la regla para marcar sobre el ojo donde debe comenzar tu ceja con un lápiz corrector medio o un tono más claro que tu piel, no te preocupes por marcar líneas muy gruesas pues más adelante difuminarás estos trazos.

Paso 2: Obtén el arco perfecto

Partiendo de la posición principal, sosteniendo la regla de forma vertical desde la base de la nariz, mueve el extremo superior hasta el medio de tu ojo para marcar el punto preciso donde se pronuncia el arco de la ceja, allí debe ubicarse naturalmente la curva de tu ceja y tu trabajo aquí consistirá en acentuar más el arco natural. Igualmente utiliza la regla y un lápiz corrector para marca una línea donde va la curvatura.

Paso 3: Define el punto final

Por último, siguiendo la misma dinámica con la regla, ubícala en la base de tu nariz con el otro extremo justo al final de tu ojo, esta vez por la parte externa. Marca una línea un poco más larga para definir dónde debe ser el fin de la ceja. Luego asegúrate que el comienzo y la terminación estén niveladas, para esto utiliza la misma regla y colocándola de forma horizontal chequea que ambos puntos se correspondan; la regla debe quedar perpendicular a tu nariz formando un ángulo de 90 grados, y los dos puntos de la ceja deben quedar equiparados para brindar una apariencia simétrica y natural.

Paso 4: Traza la demarcación de las cejas

Ya habiendo obtenido los tres puntos cruciales para completar la forma de tu ceja, ahora lo que debes hacer es unirlos suavemente con el lápiz corrector (es mejor usar lápices claros en esta instancia para facilitar el acicalamiento de los vellos en el próximo paso) para que te sirvan de guía para el siguiente paso. No te preocupes si te parece que las líneas quedan disparejas o desprolijas, todo esto será arreglado en los siguientes pasos.

Paso 5: Arranca los vellos sobresalientes

Con la ayuda de una pinza saca cejas, arranca todos los vellos que queden sobre o fuera de esa línea que acabas de trazar. Tómate tu tiempo y recuerda arrancar los vellos siempre en la misma dirección en la que crecen, puedes utilizar espejos de aumento si lo requieres, pero asegúrate de no arrancar más vellos de los necesarios, sólo los que sobresalgan del patrón que trazaste.

Paso 6: Esfuma las líneas guías

Utiliza una esponja pequeña difuminadora para esfumar todas las líneas de corrector que utilizaste como guía para darle forma a tus cejas. Rozando suavemente la esponja contra tu piel lograrás esparcir la pintura y lograr un tono que se mezcla con tu piel, aportando más claridad sobre tus ojos.

Paso 7: Prepara las cejas

Usando un gel o bálsamo para cejas (puedes hacer el tuyo con un poco de aceite esencial y vitamina E, esto promueve el crecimiento del vello) hidrata y peina tus cejas para que todos los vellos queden en una buena dirección, la parte interna de las cejas péinalas hacia arriba y luego que vayan tomando dirección hacia el arco, cerciorándote que todas queden en su lugar.

Paso 8: Rellénalas

Utilizando un lápiz delineador para cejas y un poco de polvo del color adecuado para tus cejas (si tus vellos son oscuro, opta por un tono más claro, y si tus vellos son muy claros utiliza un tono más oscuro; para los vellos rojizos lo mejor es utilizar un marrón o marrón rojizo oscuro). Con el lápiz empieza a hacer trazos ligeros para rellenar tus cejas, empieza desde el borde interno de la ceja y pinta en la misma dirección de los vellos para lograr más naturalidad. Trata de seguir la forma natural de tu ceja y no pintes de más, mientras más natural se vea: mejor.

Ahora con un pincel angular o plano, esparce un poco de polvo para cejas para darle un mejor acabado; al igual que con el lápiz, recuerda no usar sombra muy oscura. Utiliza las cerdas del pincel para esparcir el polvo y al mismo tiempo darle una apariencia más natural al lápiz que aplicaste anteriormente.

Paso 9: Cepíllalas

Ya casi para terminar, utiliza un aplicador de mascara viejo que esté vacío y limpio para darle un último retoque, quitar el excedente de polvo, y hacerlas ver aún más naturales. Cepíllalas precisamente para que todas queden en su puesto.

Paso 10: Corrige cualquier imperfección

Como último paso, toma de nuevo el lápiz corrector para suavemente trazar una línea debajo de tus cejas y corregir cualquier pintura que haya quedado excedente fuera de la ceja, difumínalo con cuidado y listo. Tendrás cejas gruesas y perfectas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *